5 puntos verdes para Bruselas

Hemos
estado viviendo unos días en Bruselas y como son esos detalles de la vida cotidiana los que realmente determinan nuestro bienestar, creemos que también merece la pena destacar las cosas buenas de
la gestión de las grandes ciudades. Aquí tenéis 5 motivos:

1.   Las botellas de cerveza valen su precio en euros! En un país donde abunda la buena cerveza no podía faltar una buena gestión de las miles de botellas de
vidrio generadas al día. Así que si tras una fiesta se acumulan los envases en tu casa, puedes ir al supermercado donde existe una máquina para devolver esos envases a las empresas productoras y
ellas te devuelven entre 0.10 y 0.20 euros por cada botella. No está nada mal y además se reutilizan los envases!

2.  
Vidrio de color y transparente: para poder reciclar el vidrio transparente es necesario que no esté mezclado con el de color, así que en Bruselas tienen
dos contenedores: vidrio de color y vidrio transparente, eso después de descartar las botellas de cerveza retornables claro.

3.   Produces menos basura: pagas menos. Para que el servicio de recogida de basura se lleve tus desechos en vez de pagar impuesto de basuras (el cual sería
el mismo para todos independientemente de la cantidad de basura generada) es necesario comprar unas bolsas especiales que ya incluyen este impuesto, y sacar la basura solo los días indicados. Así
el que más basura produce más bolsas e impuestos tendrá que pagar. Trato justo no?

4.   Ir en bici es fácil. Es muy útil usar bicicleta para desplazarse rápida y económicamente por una gran ciudad. En Bruselas y Bélgica en general nos dimos
cuenta de que la gente utiliza mucho la bicicleta, primeramente por la comodidad de ser un terreno prácticamente plano, pero es cierto que a los ciclistas se les facilita la movilidad
compartiendo carril con los autobuses, un montón de aparcamientos para bicis y sobre todo el respeto de peatones y coches.

5.   Productos bio
para elegir! Si prefieres un tomate con sabor a tomate más que un tomate madurado artificialmente sin sabor a
nada en Bruselas es muy fácil conseguirlo. No solo tomates, prácticamente todos los productos del supermecado tienen su versión ecológica, con una grandísima variedad y sin estar precisamente en
un pasillo especial de productos orgánicos, leches, veget
ales,
quesos, carnes, galletas… y a un precio bastante similar a los no-bio.

SUSCRÍBETE!!!

Si te ha gustado este artículo, suscríbete a nuestro boletín para no perderte nuestras aventuras, cómics y novedades. Prometemos no ser SPAM, sólo recibirás
uno al mes.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Bea Amat Martínez.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Webempresa que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

otros artículos

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configuración de cookies
Privacidad